Programa Colectivos Ciudadanos

Seguridad en la Vivienda

Si observas gente extraña o en actitud vigilante en el portal o merodeando por la calle.

Si escuchas ruidos en viviendas desocupadas.

Ante cualquier síntoma que te haga presumir la comisión de un hecho delictivo en tu vivienda o en la de tus vecinos, ponte en contacto con la Policía en el
091

Ver más información sobre denuncias

    • Cuando salgas de casa, las puertas y ventanas de acceso a la vivienda deben estar cerradas, sobre todo accesos a patios, ya que son zonas desprotegidas y con riesgo mínimo para los delincuentes.
    • Siempre que salgas de casa, aunque sea por un instante, cierra la puerta con llave.
    • Si has perdido tus llaves o acabas de mudarte, cambia las cerraduras.
    • Siempre que sea posible, guarda los objetos de mayor valor en una caja de seguridad. Además, realiza un inventario con fotos de dichos objetos, incluyendo nº de serie, marca y modelo en caso de los aparatos electrónicos y personalízalos con alguna marca. Todo ello permitirá su identificación en caso de robo.
    • Cuida que la abundancia de correo en tu buzón no delate tu ausencia: pídele a algún vecino de tu confianza que te lo retire con frecuencia.
    • No cuentes ante desconocidos ni en Redes Sociales tus planes de veraneo: podrías dejarles demasiadas pistas si sus intenciones no son buenas.
    • Todo lo que en tu vivienda transmita apariencia de estar habitada, será un seguro de prudencia muy eficaz: no bajes del todo las persianas, y valora instalar un reloj programable que ilumine la vivienda por zonas, encendiendo y apagando luces y algunos electrodomésticos de la casa en horarios distintos...
    • Si ves la puerta de tu domicilio abierta o una ventana rota, no entres. Llama inmediatamente a la Policía y no toques nada del interior para no destruir posibles pruebas.
    • No facilites la entrada en tu inmueble a personas desconocidas.
    • Exige siempre acreditación a los representantes de servicios técnicos (gas, luz, agua, etc.) y confírmala telefónicamente.
    • Además, si te vas de vacaciones:
      • Instala una puerta de seguridad, un cerrojo y/o una alarma.
      • No desconectes el timbre de la puerta. Es una señal inequívoca de ausencia.
      • No divulgues tu ausencia a los vecinos, comunica sólo a los más allegados dónde y cómo pueden localizarte.
      • Deja la llave a una persona de confianza para que realice visitas periódicas y recoja la correspondencia del buzón.
      • No abandones a tus animales de compañía: necesitan ser atendidos adecuadamente y podría derivar en responsabilidades.