Placa CNP CUERPO NACIONAL DE POLICÍA
Cuerpo Nacional de Policía


COMUNICACIÓN
COMISARÍA VIRTUAL
CONÓCENOS
PARTICIPACIÓN
CIUDADANA
Estás en PORTADA NOTAS DE PRENSA Nota de Prensa

Nota de Prensa

Gracias a una compleja investigación desarrollada por la Policía Nacional

Detenido en Dubái un fugitivo buscado por dos asesinatos ocurridos en 2018 en dos localidades malagueñas

Su localización ha sido muy complicada debido a que tomaba extraordinarias medidas de seguridad no solo en sus comunicaciones sino también en su vida diaria a fin de evitar dejar un rastro

Después de cometer presuntamente dos asesinatos en la localidad de San Pedro Alcántara (Marbella) y en una lujosa villa de Estepona y tras recibir un golpe policial en el que fueron arrestados varios de los miembros de la organización criminal que lideraba huyó a Marruecos

El arrestado tenía en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega y una Orden Internacional de Detención dictadas por el Juzgado de Instrucción 2 de Marbella

Los investigadores de la Policía Nacional han contado con la colaboración de INTERPOL Y EUROPOL, la agregaduría del Interior del Reino de España en Dubái, Qatar y Tailandia, la Dubai State Security y ENFAST Suecia

05-junio-2020.- Gracias a una compleja investigación desarrollada por la Policía Nacional se ha detenido en Dubái un fugitivo buscado por dos asesinatos ocurridos en 2018 en dos localidades malagueñas. Su localización ha sido muy complicada debido a que tomaba extraordinarias medidas de seguridad no solo en sus comunicaciones sino también en su vida diaria a fin de evitar dejar un rastro. Después de cometer presuntamente dos asesinatos en la localidad de San Pedro Alcántara (Marbella) y en una lujosa villa de Estepona y tras recibir un golpe policial en el que fueron arrestados varios de los miembros de la organización criminal que lideraba huyó a Marruecos. El arrestado tenía en vigor una Orden Europea de Detención y Entrega y una Orden Internacional de Detención dictadas por el Juzgado de Instrucción 2 de Marbella. Los investigadores de la Policía Nacional han contado con la colaboración de INTERPOL Y EUROPOL, la agregaduría del Interior del Reino de España en Dubái, Qatar y Tailandia, la Dubai State Security y ENFAST Suecia.

Narcotráfico y ajustes de cuentas

El arrestado es un ciudadano danés de origen iraní considerado el máximo responsable de una organización criminal dedicada al tráfico de estupefacientes y al ajuste de cuentas. El grupo funcionaba como una auténtica casa de cobro compuesta por miembros de varias nacionalidades escandinavas. Dada la nacionalidad de los autores, desde el principio de la investigación se tuvo contacto permanente con las autoridades suecas y se llevaron a cabo diversas reuniones presenciales con ellos, tanto en España como en Suecia, trabajando siempre los dos países en colaboración. En aquel país los investigados ya constituían una organización criminal dedicada al asesinato y extorsiones relacionadas con los ajustes de cuentas del tráfico de drogas, habiendo sido investigados y sospechosos en más de 17 delitos de asesinato.

El fugitivo estaba buscado por su presunta participación en 2018, en la localidad de San Pedro Alcántara, donde un narcotraficante fue tiroteado a la salida de una celebración familiar. Meses después otra persona fue asesinada después de recibir nueve disparos en la puerta de su domicilio en una lujosa villa de Estepona. Además, en octubre del mismo año, miembros de su organización detonaron presuntamente dos artefactos explosivos en una urbanización y un polígono industrial ubicados en la provincia de Málaga.

Ardua investigación

Tras meses de laboriosas investigaciones sobre una organización de narcotraficantes asentada en España y Suecia los agentes planificaron un dispositivo policial con el fin de detener en ambos países a los principales investigados. La policía sueca precipitó la acción con la detención de uno de los investigados y por este motivo se adelantaron el resto de las detenciones a excepción del ahora detenido. Poco después se conoció que el buscado había huido a Marruecos y desde allí se había trasladado hasta Emiratos Árabes Unidos.

En primer momento, se contactó con investigadores policiales de Suecia a través del canal de cooperación policial internacional que a nivel europeo brinda la red ENFAST (Red Europea de Equipos de Búsqueda Activa de Fugitivos) a fin de obtener informaciones sobre el entorno del fugitivo, obteniendo una compleja red de contactos criminales de éste. Tras un primer estudio pormenorizado, se pudo determinar que presentaba gran movilidad entre países tales como Marruecos, Tailandia, Turquía, Dinamarca, Suecia, España y Dubái y Qatar. Detectada una gran parte de la organización criminal del fugitivo en Tailandia, se estimó la presencia del fugitivo en aquel país bajo identidad falsa y desconocida, por lo que en unión a la Agregaduría de Interior de España, y las autoridades policiales tailandesas, se llevó a cabo un intenso operativo de búsqueda en los complejos hoteleros donde se alojaban dichos consortes y los cuales se encontraban en zonas remotas del país, si bien dicha búsqueda fue infructuosa. Al mismo tiempo, se contactó con la Agregaduría de Interior del Reino de España en Dubái, con la que se abordaron distintas posibilidades para tratar de dar con el paradero de esta persona el cual se creía refugiado en dicho territorio, y proceder de la mejor manera para su detención en su caso.

Identificadas nuevas y posibles identidades que el buscado podría haber adoptado para cruzar libremente las fronteras de distintos países, se solicitó a INTERPOL la inclusión de las mismas en la oportuna circular roja asociada al fugitivo, a fin de que si cruzaba por algún nuevo puesto fronterizo, este se detectase y se produjera su detención. No obstante, todos los esfuerzos se centraron en los territorios de Dubái y Qatar ya que las informaciones apuntaban a que podría haber circulado entre ambos países en un vehículo junto a su pareja sentimental.

Finalmente, transmitida toda la información operativa a las autoridades de Dubái, a través de distintos canales de cooperación internacional tales como INTERPOL y EUROPOL se iniciaron distintas gestiones policiales en dicho Emirato, que llevaron a identificar la filiación que éste estaba utilizando en aquel país. Después de una compleja investigación de dos años y tras hacer frente a las extraordinarias medidas de seguridad que tenía en sus comunicaciones y quehaceres diarios a fin de evitar dejar un rastro, el fugitivo fue arrestado ayer.


Para más información, comunicar con el Gabinete de Prensa de la Dirección General de la Policía (Teléfono 91 322 33 19)




© Dirección General de la Policía | Aviso Legal | Accesibilidad