Placa CNP CUERPO NACIONAL DE POLICÍA
Cuerpo Nacional de Policía


COMUNICACIÓN
COMISARÍA VIRTUAL
CONÓCENOS
PARTICIPACIÓN
CIUDADANA

Área de Publicaciones - Revista Policía

Zona Suscriptores

Noticias
Acto de presentación del Director General de la Policía, Ignacio Cosidó Gutiérrez
Noticias

El día 3 de enero de 2012, en la Sala Europa del Edificio Multiusos del Complejo Policial de Canillas, tuvo lugar la presentación del Director General de la Policía, Ignacio Cosidó. A su llegada a las instalaciones policiales, acompañado por el Ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, fue recibido por la Junta de Gobierno saliente del Cuerpo Nacional de Policía, y tras pasar revista a una formación policial, accedió a la sala en la que se realizaría el acto formal de toma de posesión. Allí se encontraban numerosas personalidades políticas e importantes autoridades civiles, policiales y militares, entre las que destacaremos al Embajador de Francia en España, Bruno Delaye y al Jefe del Estado Mayor de la Defensa, Fernando García Sánchez.

Comenzó el nuevo Director General de la Policía su discurso con un sentido homenaje a todos los policías que dieron su vida en el cumplimiento de su deber y, en especial, a los que perdieron su vida asesinados por los terroristas, mientras defendían nuestra democracia y libertad. Cosidó afirmó que "ellos son nuestro referente moral, un ejemplo constante y el mayor estímulo para nuestra labor". Tras estas palabras, agradeció expresamente la presencia en el acto de su toma de posesión como Director General de la Policía de los familiares del Inspector Jefe Eduardo Pueyes, quien fue el último policía nacional asesinado por la banda terrorista ETA.

Tras ese importante detalle de reconocimiento y cariño con esa familia rota por la sinrazón asesina, continuó Cosidó con su alocución. Significó que durante toda su carrera política, se ha dedicado a trabajar por la seguridad y la libertad de los españoles (no en vano, fue en la pasada legislatura portavoz del Grupo Parlamentario Popular en la Comisión de Interior, además de vocal en la Comisión de Defensa). Así pues, consideró como un gran honor el que el Gobierno de la Nación le haya designado para dirigir el Cuerpo Nacional de Policía. Por ello, agradeció la confianza que el Presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, y el Ministro del Interior han depositado en él. Como afirmó ante los asistentes, "soy plenamente consciente de la responsabilidad que asumo, y de la dificultad del momento que vivimos. Pero puedo garantizarles que dedicaré todos mis esfuerzos, que trabajaré sin descanso y que daré lo mejor de mí mismo al servicio de este Cuerpo, de España y de la seguridad de todos los españoles".

Recalcó el nuevo Director General de la Policía que nuestra policía es una de las mejores del mundo, si no la mejor, como en numerosas ocasiones ha defendido en la tribuna parlamentaria, y recordó la positiva valoración que la sociedad hago extensivo de forma especial a sus familias, que muchas veces son las que sufren con más intensidad por su vocación policial".

DATOS
BIOGRÁFICOS

Ignacio Cosidó Gutiérrez (1965).
Nacido en Salamanca,
está casado y tiene una hija y dos hijos.

Doctor en Historia Contemporánea por la UNED, Licenciado en Ciencias Políticas por la Universidad Complutense y Diplomado en Altos Estudios de la Defensa por el CESEDEN. Ha sido profesor asociado en la Universidad Carlos III, ha impartido clases en el ICADE y en el Instituto Universitario Gutiérrez Mellado. Su actividad en el mundo político se inició en 1988 como Secretario General de Juventudes Liberales. Ha sido Asesor Parlamentario en el Congreso para asuntos de Defensa y Asuntos Exteriores. Durante los gobiernos de José María Aznar fue Jefe del Gabinete Técnico de la Guardia Civil. En 2004, al ser elegido como Senador del Partido Popular por Palencia, fue Portavoz Primero de la Comisión de Defensa y después de Interior, integrante de la Asamblea Parlamentaria de la Unión Europea Occidental y del Consejo de Europa.

En 2008 fue elegido Diputado por la provincia de Palencia, siendo portavoz de su grupo parlamentario en la Comisión de Interior, además de vocal en la Comisión de Defensa. Fue Alférez de Complemento del Ejército del Aire, fundador de la Asociación Pro-Servicio Militar Voluntario.

Ignacio Cosidó ha sido colaborador habitual de "El Diario Palentino" y de otros medios de comunicación. Ha publicado hasta el momento tres libros y varios artículos y ensayos sobre temas referentes a la política y a la seguridad interior.

Recordó los firmes principios en los que se sustenta el Cuerpo Nacional de Policía, que consideró como guías de su actividad venidera, bases que nunca vienen de más recordar y que han de fortalecerse día a día por todos los que componen la Institución. Son, a saber, la inquebrantable vocación de servicio a los ciudadanos, el amor a España, el cumplimiento de la Ley, el respeto sagrado a la dignidad humana incluso en el caso de los peores delincuentes, la solidaridad y la protección a las víctimas y, por último, la ayuda a los más débiles. No obvió, en su discurso de toma de posesión, los difíciles momentos por los que nuestra sociedad está pasando. Por ello, y ante la grave crisis económica que nuestro país vive, se ha de imponer un esfuerzo por llegar a una austeridad y a una eficiencia en la gestión, sacrificios y gestos por los que se ha de llegar a un ahorro racional de los recursos policiales. Es preciso, ahora, citar sus palabras al respecto: "tengan también la convicción de que la seguridad es un bien público esencial para nuestra Nación, que así lo entiende el Gobierno y que en ningún caso la eficacia del servicio se puede ver mermada por la insuficiencia de recursos. Optimizar la gestión será por tanto uno de nuestros primeros desafíos". Como Institución al servicio de todos los ciudadanos, el Cuerpo Nacional de Policía no ha de ser instrumentalizado al servicio de cualquier otro interés que no sea el general, ni deberá trabarse con interferencias políticas de ningún tipo.

Como muestra de lo que será su gestión precisó, respecto a la política de personal, que estará presidida por criterios objetivos de mérito, capacidad y antigüedad, lo que quedará fijado en un nuevo estatuto de personal que se desarrollará de inmediato. No son baladíes los retos a los que se enfrentará el Cuerpo Nacional de Policía bajo la dirección de Ignacio Cosidó: el terrorismo, el crimen organizado, la seguridad ciudadana, la inmigración ilegal, el tráfico de seres humanos y el libre ejercicio de los derechos ciudadanos. El nuevo Director General se refirió al primero de ellos, recalcando el "compromiso inquebrantable con la derrota del terrorismo y en la lucha contra toda forma de delincuencia". Para conseguir que esa derrota sea posible, señaló los dos pilares básicos en los que se sustentará la lucha contra la plaga terrorista: el impulso a la cooperación con el resto de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad, bajo la coordinación del Secretario de Estado de Seguridad y la colaboración internacional reforzada para luchar con eficacia contra las amenazas globales a las que nos enfrentamos.



Con la exposición ante los asistentes de su firme creencia en el diálogo, animó a la interacción y a la colaboración con los sindicatos policiales, desde la transparencia y el compromiso absoluto por la verdad.

El discurso que Ignacio Cosidó leyó en el acto de su toma de posesión como nuevo Director General de la Policía se acercaba a su final cuando, con unas palabras de reconocimiento, recordó a todos los Directores precedentes agradeciendo la labor desempeñada por ellos, y en especial a Francisco Javier Velázquez, quien tuvo la deferencia de estar presente en tan importante acto.

Para concluir la ceremonia, Ignacio Cosidó finalizó su exposición con un especial agradecimiento a sus padres, a su familia y a sus hijos, todos ellos presentes en tan importante evento, que no sólo lo fue para su carrera personal y profesional, sino para el devenir del Cuerpo Nacional de Policía.

Texto: Luis Morcillo Velázquez
Fotografía: Alfonso Hernández
Revista Policía






© Dirección General de la Policía | Aviso Legal | Accesibilidad