Placa CNP CUERPO NACIONAL DE POLICÍA
Cuerpo Nacional de Policía


COMUNICACIÓN
COMISARÍA VIRTUAL
CONÓCENOS
PARTICIPACIÓN
CIUDADANA

Área de Publicaciones - Revista Policía

Zona Suscriptores

Crónicas en Azúl

DESARTICULADA UNA RED DE "NARCO-COCHES" PARA TRANSPORTAR HACHÍS DESDE EL PUERTO DE SANTA MARÍA A DÜSSELDORF. CÁDIZ

Crónicas en Azul

Tras una investigación realizada por el Grupo I de GRECO-Cádiz, que contó con la colaboración del EDOA de la Comandancia de la Guardia Civil de Cádiz, agentes del Cuerpo Nacional de Policía desmontaron una red organizada de narcotraficantes dedicada al transporte de hachís. Tenían su base estos delincuentes en una vivienda de El Puerto de Santa María, en donde también cultivaban marihuana en un invernadero. Fueron detenidos los seis miembros que componían la organización y los agentes actuantes intervinieron veinticinco kilos de hachís, 11.370 euros en efectivo y un automóvil. En el registro efectuado en la vivienda de El Puerto de Santa María, se descubrió un invernadero de ocho por cuatro metros que empleaba la organización para el cultivo de marihuana, y que fue desmantelado. Para traficar con la droga, los detenidos la ocultaban en vehículos que hacían un largo trayecto: desde el Puerto de Santa María hasta la urbe alemana de Düsseldorf. Desde allí, se organizaba la distribución a pequeña escala de la droga en Alemania y en Austria. La operación tuvo su inicio cuando hace catorce meses los investigadores conocieron la existencia de una organización de narcotraficantes radicada en la provincia de Cádiz, que estaba compuesta por españoles, marroquíes, alemanes y austríacos. Y que se dedicaba a la adquisición de hachís para luego comercializarlo en Austria y Alemania. La banda comenzaba su repetido ciclo delictivo adquiriendo partidas de resina de hachís en Algeciras y sus aledaños, para luego transportarla a un chalet de El Puerto de Santa María. Allí se cortaba en pequeños bloques y se empaquetaba con cera, antes de llevarla a Alemania. Para ello, desde allí la organización enviaba un vehículo, en el que se colocaba la droga en unos compartimentos fabricados ex profeso, automóvil que venía desde Alemania con su correspondiente conductor de confianza. En un par de días de viaje, Ese auto estaba en Düsseldorf, en donde el jefe de la red de delincuentes supervisaba la distribución de la droga y cobraba las ganancias generadas por la venta de la materia estupefaciente.






© Dirección General de la Policía | Aviso Legal | Accesibilidad