Estás en PORTADA NOTAS DE PRENSA Nota de Prensa

Nota de Prensa

Vídeos
Desarticulada una red dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos de origen iraní con destino a Reino Unido

En una operación conjunta de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, con la colaboración de United Kingdom Border Agency

Desarticulada una red dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos de origen iraní con destino a Reino Unido

Para introducirlos en el espacio Schengen los escondían en bodegas de autobuses o en contenedores de carga de camiones para atravesar la frontera entre Turquía y Grecia, o bien les compraban billetes de avión en Internet con tarjetas falsas

Hay 22 arrestados -entre ellos el máximo responsable de la organización- que traficaban con familias enteras a cambio de 20.000€ por persona, aunque los menores de edad tenían descuento y para los niños de edades inferiores a dos años el viaje era "gratuito"

Las Islas Canarias eran escala obligada, allí los inmigrantes -a los que denominaban "animales", "rebaño" u "ovejas"- eran aleccionados sobre cómo actuar en la frontera a su llegada a Gran Bretaña y la forma de conseguir la residencia legal

24-abril-2012.- Agentes de la Policía Nacional, en una operación conjunta con la Guardia Civil, con la colaboración de la United Kingdom Border Agency, han desarticulado una red dedicada al tráfico ilegal de ciudadanos de origen iraní, cuyo destino era Reino Unido. Trasladaban a los inmigrantes hacia Europa bien a través de la frontera entre Turquía y Grecia de forma clandestina en bodegas de autobuses o en contenedores de carga de camiones, o bien vía aérea con pasaportes falsificados y billetes comprados mediante carding. Hay 22 arrestados -entre ellos el máximo responsable de la organización- que traficaban con familias enteras a cambio de 20.000€ por persona, aunque los menores de edad tenían "descuento" y para los niños de edades inferiores a dos años el viaje era "gratuito". Las Islas Canarias eran escala obligada, allí los inmigrantes -a los que denominaban "animales", "rebaño" u "ovejas"- eran aleccionados sobre cómo actuar en la frontera a su llegada a Gran Bretaña y la forma de conseguir la residencia legal.

La operación se inició el pasado mes de febrero cuando se produjo la detención en Tenerife de un ciudadano de origen iraní que intentaba embarcar en un vuelo con destino al Reino Unido, portando pasaporte y tarjeta de identidad francesa falsificadas. Se determinó que no se trataba de un hecho aislado, sino que detrás de esta actividad ilícita existía una organización dedicada a la falsedad documental y al tráfico ilegal de ciudadanos naturales de Irán. Fruto de las primeras pesquisas se pudo determinar que la organización criminal contaba con numerosos miembros distribuidos no sólo en nuestro país, principalmente en Madrid y Tenerife, sino también en terceros estados tales como Irán, Grecia, Alemania o Suecia.

Los agentes, con toda la información obtenida, lograron identificar al máximo responsable y cabecilla de la trama, quien desde Tenerife dirigía y coordinaba todas las acciones tendentes a favorecer el tráfico de personas. Su localización resultó compleja debido a que utilizaba varias identidades diferentes, mediante el uso de pasaportes falsificados de Italia, Reino Unido y Polonia.

Estafaban mediante carding

Los investigadores consiguieron hallar a los componentes del grupo en España, todos altamente especializados y con sus funciones claramente delimitadas. Entre ellos se encontraban los encargados de manipular y alterar pasaportes originales de países de la Unión Europea, generalmente mediante la técnica de la sustitución de la página biográfica. Otros eran responsables de adquirir los billetes de avión a través de Internet haciendo uso de tarjetas bancarias y sus numeraciones obtenidas mediante técnicas de carding. Por último, otra rama de la red daba cobertura logística a los inmigrantes en cuanto a la búsqueda y gestión de alojamiento temporal y al uso de documentación falsificada. En algunos casos los inmigrantes eran obligados a transportar entre sus maletas y pertenencias los documentos de viaje falsificados que en próximos desplazamientos serían utilizados por otras personas.

Ocultos en autobuses y contenedores o simulando ser turistas

La red desarticulada utilizaba dos vías diferentes para trasladar a sus víctimas a Europa, ambas combinadas con el uso de documentos de viaje falsificados, en concreto pasaportes y cartas de identidad de Francia, Italia, Estonia, Reino Unido, Grecia y Finlandia. El primero de los métodos consistía en el cruce clandestino de la frontera entre Turquía y Grecia, en bodegas de autobuses de pasaje o en contenedores de carga de camiones de transporte. También se valían de la vía aérea directamente desde Irán, utilizando el pasaporte original iraní, pero con un visado obtenido de forma fraudulenta tras la presentación de documentación falsificada en la que alegaban motivos empresariales o turísticos para poder viajar al continente europeo. De hecho, la red tenía previsto introducir en España a varios ciudadanos iraníes haciéndolos pasar por visitantes en el Salón Internacional de la Moda Urbana que se celebrará el mes de julio en Barcelona

Controlaban a las víctimas en domicilios de seguridad

Ya en Europa, los inmigrantes eran alojados en domicilios de seguridad controlados por la organización. En estos pisos permanecían el tiempo necesario hasta que les entregaban la documentación falsificada con la que finalmente viajarían a Reino Unido. En España, la organización trasladaba a los afectados a las Islas Canarias, especialmente a Tenerife y Fuerteventura. Aquí, el cabecilla les daba indicaciones a las víctimas sobre cómo actuar durante el viaje final a Reino Unido. Les ordenaba destruir los pasaportes falsificados y retrasar lo máximo posible su llegada al filtro de control que realizan los agentes británicos para así dificultar su identificación.

Una vez en Reino Unido, debían intentar obtener la residencia legal en este país alegando ante los policías de la frontera que sentían un profundo temor debido a que en su país de origen sufrían persecuciones por diferentes motivos y temían por su vida e integridad física. Meses más tarde, cuando las víctimas ya habían obtenido la residencia legal, la organización les remitía sus pasaportes originales de Irán para que pudieran regresar a su país en el momento que deseasen.

Las investigaciones han finalizado con la desarticulación de la red de tráfico ilegal de personas, con 22 de sus integrantes detenidos, 13 de ellos en Tenerife, 6 en Madrid y 3 en Fuerteventura. Los agentes han practicado un registro en el domicilio de Tenerife del máximo responsable de la organización. Entre los efectos que se han intervenido se encuentran: 22 pasaportes falsificados de Reino Unido (2), Italia (5), Francia (4), Estonia (6), Grecia (2) y República de Guinea (3); 8 cartas de identidad falsas de Italia y Francia; un carné de conducir falsificado de Francia, varios pasaportes de la República de Irán, 6 teléfonos móviles; y diverso material destinado a la falsificación de documentos de viaje, como una plastificadora profesional, fundas de plástico, algunas fotografías tamaño carné, una impresora profesional y un equipo informático

La investigación ha sido realizada por el Grupo VI de la Brigada Central de Redes de Inmigración de la UCRIF Central de la Comisaría General de Extranjería y Fronteras, el Grupo II de la UCRIF de la Comisaría Provincial de Tenerife, el Grupo VI de la UCRIF de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y el Grupo II de la Unidad Central Especial de la Guardia Civil. Se ha contado con la colaboración de la Comisarías de los aeropuertos Reina Sofía de Tenerife, de Fuerteventura y de Madrid-Barajas, y la Agencia de Fronteras del Reino Unido (RALON Madrid).


Para más información, comunicar con el Gabinete de Prensa de la Dirección General de la Policía (Teléfono 91 322 33 19)

Aviso Legal - Accesibilidad © Dirección General de la Policía