ACCESO A LA PAGINA PRINCIPAL DE LA DIRECCION GENERAL DE LA POLICIA ACCESO A LA PAGINA PRINCIPAL DEL MINISTERIO DEL INTERIOR l_direc.jpg (33465 bytes)


Unidad de Relaciones Informativas y Sociales


En una investigación iniciada por la Policía Nacional en la que han participado 14 países

Desarticulado un complejo grupo organizado de clonadores de tarjetas bancarias con conexiones a nivel mundial

Han sido detenidas 178 personas y se han practicado 84 registros y desmantelado 11 laboratorios de falsificación de una red que podría haber obtenido unos beneficios superiores a los 20.000.000 de euros con sus actividades ilícitas

Los subgrupos asentados en cada uno de los países formaban una mini estructura dentro del entramando global de la organización y estaban sometidos a las directrices generales y estratégicas de sus máximos responsables

Falsificaban tarjetas con las numeraciones obtenidas de forma fraudulenta y después realizaban reintegros en cajeros o compras en comercios, entre otras actividades delictivas

En España han sido arrestadas 76 personas e intervenido 120.000 numeraciones de tarjetas y se han desmantelado 6 laboratorios de clonación de tarjetas y uno de I+D en el que se localizaron 30 bocas de cajeros manipuladas

Los responsables de la operación tendrán un encuentro informativo con los medios de comunicación a las 11 horas en el Complejo Policial de Canillas, calle Julián González Segador s/n de Madrid

15-junio-2010.- Una investigación iniciada en España por la Policía Nacional ha permitido desarticular un complejo grupo organizado de clonadores de tarjetas bancarias con conexiones a nivel mundial. En el operativo han participado 14 países y en total han sido detenidas 178 personas y se han practicado 84 registros y desmantelado 11 laboratorios de falsificación. Las actividades delictivas de la red abarcaban otras especialidades como los robos con fuerza, las estafas, las extorsiones, la explotación sexual y el blanqueo de capitales, y se estima que podrían haber obtenido unos beneficios superiores a los 20.000.000 de euros. Los subgrupos asentados en cada uno de los países formaban una mini estructura dentro del entramando global de la organización y estaban sometidos a las directrices generales y estratégicas de sus máximos responsables. Falsificaban tarjetas con las numeraciones obtenidas de forma fraudulenta y después realizaban reintegros en cajeros automáticos o compras en comercios, entre otras actividades delictivas.

Inicio de las investigaciones en Valencia

Las investigaciones contra este grupo criminal se iniciaron en Valencia, donde los agentes detectaron las actividades de varias personas dedicadas a la falsificación de tarjetas bancarias con las que realizaban reintegros en cajeros automáticos. Entre los investigados estaba uno de los cabecillas de esta organización, una de las más importantes de alcance transnacional.

La compleja estructura de la red desmantelada hizo especialmente arduas las investigaciones. La organización contaba con uno o varios subgrupos que funcionaban de forma autónoma en los diferentes países donde llevaban a cabo sus actividades ilícitas. Al frente de cada uno había un responsable que era el único que mantenía contactos con la cabeza de la organización como medida de seguridad. Esta circunstancia les permitía seguir actuando a pesar la detención de alguno de sus integrantes en los diferentes países donde actuaban.

Los líderes de cada uno de los subgrupos se repartían el territorio en el que desarrollaban sus actividades y no dudaban incluso en emplear métodos coactivos para eliminar la competencia de otros grupos. Para garantizar esta “territorialidad” entregaban un porcentaje de sus beneficios a los máximos responsables de la organización.

Otra de las dificultades con la que se han encontrado los investigadores para poner fin a sus actividades criminales es la gran movilidad geográfica de los investigados. Algunos de sus miembros se desplazaban por espacios cortos de tiempo a otros países donde realizaban breves “campañas criminales”. Además, cuando estaban “quemados” en el lugar donde actuaban habitualmente, bien a causa de detenciones o por problemas internos, eran destinados a otras zonas aprovechando la infraestructura internacional de la banda.

La mayoría de los miembros desconocían quiénes son los líderes mundiales de la organización y, en el caso de que hubieran oído hablar de ellos, únicamente conocían un alias y jamás los habían visto en persona. Los pocos que los conocían jamás han colaborado con las autoridades policiales por temor a las venganzas que contra ellos y sus familias pudieran llevar a cabo.

Cuando uno de los dirigentes “caía”, la organización se ocupaba de recaudar dinero para subvencionar todos los gastos de abogados y los de mantenimiento de sus familias, empleando, incluso, medios violentos, amenazas y extorsiones para lograr la recaudación. Durante los dos años de investigación, los investigadores han detectado un elevado tráfico de dinero entre los países colaboradores, una cifra que superaba los 3.000.000 €. No obstante los pagos a los cabecillas se realizaban siempre en mano a través de intermediarios para garantizar su seguridad.

Dirección de la Audiencia Nacional

El volumen de miembros, la movilidad geográfica y las medidas de seguridad empleadas, junto a otros factores, han complicado y prolongado la investigación policial. Una operación que ha culminado con éxito gracias a la dirección e implicación de la Audiencia Nacional, tanto del Juzgado Central de Instrucción número 5 como de la Fiscalía.

Paralelamente, los oficiales de enlace de otros países destacados en España y los oficiales de enlace de la Policía Nacional española en el extranjero han sido piezas claves para coordinar una operación de carácter transnacional.

En España la operación policial se ha desarrollado en cuatro fases que han culminado con un total de 76 detenidos, 48 registros, seis laboratorios de clonación de tarjetas y uno de I+D desmantelados -en éste último se intervinieron 30 bocas de cajeros manipuladas, moldes, componentes electrónicos y TPV´s-. Además, se han localizado más de 5.000 tarjetas clonadas y 120.000 numeraciones de tarjetas.

Detenciones y registros en el extranjero

En Rumania se ha realizado 23 registros con un total 16 detenidos. En Francia la operación se ha efectuado en tres fases que han concluido con 30 detenidos y nueve registros. En Italia se han llevado a cabo dos registros, se ha detenido a siete personas y se han intervenido 3.100 tarjetas clonadas. En Alemania se ha detenido a 16 personas, entre ellos uno de los técnicos más importantes a nivel europeo de creación de dispositivos de skimming. En Irlanda la operación se ha ejecutado en tres fases y ha detenido a 12 personas. En Estados Unidos se ha arrestado recientemente a ocho personas.

Además, gracias a la información facilitada por la Policía Nacional, se ha detenido a dos personas en Australia, otras dos en Suecia y Grecia, tres en Finlandia y cuatro en Hungría.

La operación ha sido realizada en España por la UDEV Central de la Comisaría General de Policía Judicial, con la colaboración de la Jefatura Superior de Policía de Valencia.

 


Para más información, comunicar con el Gabinete de Prensa de la Dirección General de la Policía (Teléfono _913223319).