Placa CNP CUERPO NACIONAL DE POLICÍA
Cuerpo Nacional de Policía

COMUNICACIÓN
COMISARÍA VIRTUAL
CONÓCENOS
PARTICIPACIÓN
CIUDADANA

Área de Publicaciones

Zona Suscriptores

Bienvenida

Instituto de Estudios A lo largo de las últimas décadas, las sociedades democráticas se han visto enfrentadas a una serie de desafíos estructurales que están contribuyendo a transformar a muy diferentes niveles las relaciones que mantienen los ciudadanos con los Estados, así como el papel tradicional que éstos últimos desempeñaban.

Los formatos clásicos de estructuras estatales recelosas de la pérdida de poder político y dispuestas a ejercer su omnímoda influencia con el objetivo de mantener su presencia, han ido dejando paso a otros formatos en los que la ciudadanía está adquiriendo conciencia de su papel en la gestión de su propio desarrollo y persecución de intereses.

Sin embargo, las transformaciones globales son tan profundas, que de forma paralela se están registrando otras dinámicas locales y planetarias que se caracterizan por la incertidumbre que introducen en nuestros escenarios actuales.

Elementos novedosos como la globalización económica, el empleo intensivo de las nuevas tecnologías de la comunicación y el conocimiento o las migraciones masivas, entre otros, están sentando las bases para el surgimiento de nuevas oportunidades de progreso y de desarrollo humano, pero también contribuyen a crear condiciones propicias para la emergencia de dramáticos desequilibrios económicos, sociales y políticos que se traducen en pobreza, guerras y deterioro ecológico de nuestro entorno, para manifestarse finalmente a través del terrorismo, la delincuencia organizada o el incremento generalizado de la inseguridad.

Es precisamente en este nuevo contexto en el que actúa la actual policía de las sociedades democráticas. Constituyen fuerzas de seguridad que han superado la exclusiva defensa de los intereses políticos de los Estados clásicos a través del mantenimiento del orden público como función preferente, para comprometerse en un proceso de reconversión que ha de situarla en vanguardia de una nueva concepción del servicio público mediante el desarrollo y la profundización en conceptos como son la seguridad ciudadana.

Esta nueva realidad global adquiere un particular significado cuando hablamos de España puesto que en nuestra sociedad la transformación ha sido doble. Al proceso de transformación planetaria es necesario añadirle la derivada unos años antes de un cambio político que ya había obligado a los ciudadanos y a la Administración a realizar un esfuerzo suplementario de adaptación al nuevo contexto.

Las fuerzas de seguridad afrontaron la necesidad de introducir cambios no sin dificultades ante la falta de un modelo y de medios para acometer una transformación estructural tan necesaria en aquellos momentos. La paulatina adaptación ha sido consecuencia de la esforzada voluntad de los propios policías y de su capacidad para adaptarse a los nuevos contextos.

En la actualidad nos enfrentamos a nuevos retos que han de ser profundamente conocidos y abordados, tanto en lo que se refiere a la propia articulación de la estructura de seguridad interior como en lo que hace referencia a los nuevos riesgos y amenazas por todos conocidos.

Los nuevos procesos y riesgos asociados a las sociedades complejas, así como la eficaz gestión de la seguridad pública, exigen un conocimiento profundo de los escenarios del presente y de futuro.

La toma de decisiones ha de realizarse en función de la toma en consideración de muy numerosos factores cuya importancia fluctúa en función de condicionantes coyunturales y estructurales cuyo impacto también varía.

Esta realidad exige un conocimiento teórico que permita visualizar los problemas y analizarlos con el fin de aportar soluciones globales o parciales. Para ello es necesaria la existencia de este Instituto que tiene la voluntad inequívoca de constituir un ámbito de referencia en el abordaje de todas aquellas cuestiones que afectan a la seguridad interior y que, sin duda, condicionará el devenir de la sociedad española del futuro.

La voluntad del Instituto en esta etapa es la de realizar un considerable esfuerzo en el ámbito de la investigación en aquellas materias que afectan a la seguridad interior, conformando de esta manera unos instrumentos de apoyo para el desarrollo y fomento de aquellas disciplinas vinculadas a lo que se denomina Ciencia Policial.

Asimismo, consideramos que las publicaciones periódicas elaboradas por el Instituto, que constituyen referentes de larga y apreciada tradición y que han ido consolidándose a lo largo de los últimos años, deben continuar desarrollando su apreciable labor.

Siguiendo esta línea, confiamos también en que nuestra base de datos de publicaciones y artículos, sea en el futuro una fuente de información ineludible sobre materias policiales y de seguridad interior en el mundo hispano gracias al acceso facilitado a través de Internet.

Todo este esfuerzo redundará en un mejor conocimiento de nuestra Policía, así como de los escenarios en los que tienen que intervenir, lo que sin duda permitirá velar más eficazmente por la seguridad de todos, contribuyendo asimismo a elevar los niveles de calidad de vida en nuestro país.





© Dirección General de la Policía | Aviso Legal | Accesibilidad